¿Quieres mejorar tu fluidez y pronunciación en inglés? ¡Te decimos cómo!

Practicar inglés hoy en día es bastante fácil incluso si no cuentas con nadie a tu alrededor, si se trata de prácticas para mejorar la fluidez y comunicación en inglés, los ejercicios de escribir y escuchar son una de las habilidades más fáciles de desarrollar solo 

Pero a la hora de hablar siempre se olvida todo lo aprendido, una de las principales recomendaciones es: “Hablar con alguien nativo”, pero no todos contamos con esa opción. Aunque ahora  ya no debes  preocuparte más, ya que siempre puedes mejorar tus habilidades de inglés oral incluso si no hay nadie que te ayude

Te daremos un par de consejos para que no importa si estás solo, siempre puedas incrementar tus habilidades en este idioma. 

Consejos para mejorar la fluidez y pronunciación en inglés.

1.        Siempre piensa en inglés

Usualmente lo que encontramos más difícil a la hora de practicar nuestra fluidez y pronunciación en inglés es congelarnos en cómo se haría la estructura de la frase antes de decirla o  al escucharla cometemos el error de traducirla a nuestro idioma materno.

Este es uno de los grandes errores, si quieres mejorar tu fluidez y pronunciación en inglés debes pensar en ese idioma. Este ejercicio lo puedes hacer en cualquier momento que desees, trata de pensar en inglés todos los eventos de tu día o que quieres comer. Si una palabra te confunde usa el diccionario y así tu fluidez mejorará, ya que se evitará caer en el error de traducir mentalmente. 

2.        Habla contigo mismo incluso con tu espejo

Cuando estés solo práctica tu inglés contigo mismo, hazte preguntas y respóndete a ti mismo. Este ejercicio ayudará mucho a tu fluidez y pronunciación en el inglés, ya que cualquier error que detectes pues corregirlos y mejorará la siguiente vez.

Puedes usar también un par de minutos frente al espejo y elegir el tema del que te gustaría hablar, tomate 2 a 3 minutos de tu día y habla contigo mismo. Al hacer esto podrás observar tu boca y lenguaje corporal, eso te hará sentir como si estuvieras realmente hablando con alguien.

¡Y no te detengas! Incluso si una palabra te confunde solo trata de explicar esa palabra con otra o una situación que explique esa palabra, te ayudará a no perder la ilación con el tema que estabas diciendo y mejoraras la pronunciación y la fluidez en el inglés más rápido de lo que te imaginas.

3.        Fíjate siempre en la fluidez de tus frases no tanto en la gramática de ellas. 

Si, la gramática es importante para crear una buena frase, pero si nos detenemos a pensar cada vez que queremos decir algo se estará perdiendo la fluidez. Entre más te detengas, es peor

Durante el ejercicio del espejo puedes incluso hacer pequeños ejercicios como hablar sin  tartamudear todo el tiempo, o sin detenerte más de 2 segundos. Mientras más practiques tus oraciones fluidas cada vez tendrán más sentido en gramática y casi sin pensar podrás entenderte a ti mismo mucho más y con una mejor pronunciación.

A medida que avances trata de aplicar mucho más las reglas gramaticales para así corregir cualquier error que puedas haber tenido al inicio de los ejercicios.

Leave a Comment